COMUNICADO DEL CLAUSTRO DE PROFESORES

COMUNICADO DEL CLAUSTRO DE PROFESORES

Tras los últimos acontecimientos ocurridos en la Escuela de Arte de Jerez en relación al estado del edificio que acoge al centro, ante los numerosos rumores de todo tipo que han ido circulando y la incertidumbre generada, el claustro de profesores siente la necesidad de informar y exponer con exactitud los hechos sucedidos hasta la fecha y toda la información de la que disponemos actualmente.

El pasado 13 de septiembre se produjo un desplome repentino de tejas y cascotes a la calle Ídolos, calle colindante a la Escuela. El desplome provenía del tejado de una de las aulas del centro, con lo que quedó al descubierto buena parte de la techumbre de dicha aula. Se avisó rápidamente a Policía y Bomberos, además de informar a la Delegación de Educación, a la Inspección y al Ayuntamiento. Al día siguiente, 14 de septiembre, se reunieron en la Escuela técnicos de urbanismo y el propio Delegado de Educación. Tras una evaluación de la situación se decidió realizar una primera intervención de emergencia para reparar y consolidar el muro de la fachada y la cubierta, con la idea de realizar un arreglo posterior definitivo de la zona afectada. Dicha intervención de emergencia, cuyos trabajos finalizaron el pasado 11 de noviembre, ha consistido en la colocación de una cubierta ligera que permite garantizar la estabilidad estructural y la estanqueidad de la zona afectada. Esta cubierta es de carácter provisional, y estamos a la espera de que se acometa la restauración completa de la cubierta y fachada afectadas.

Mientras se estuvieron realizando estos primeros arreglos, la calle Ídolos estuvo cerrada al tránsito, así como también permaneció clausurada el aula en cuestión. En la mencionada reunión del 14 de septiembre se propuso el traslado de las clases afectadas por el cierre del aula a las instalaciones de la antigua Escuela Oficial de Idiomas, situada en la calle Taxdirt. Finalmente se decidió trasladar a dicho edificio las clases teóricas de Primero de Bachillerato. A día de hoy se siguen impartiendo allí dichas clases y el aula afectada en el edificio de la calle Porvera permanece cerrada.

Por otro lado, el pasado viernes 25 de noviembre se produjo el desprendimiento de un testigo colocado sobre una grieta ya existente en uno de los arcos del claustro que preside la planta baja de la Escuela de Arte. Dicho testigo es una pieza que se coloca para controlar si hay movimientos en la estructura. Al caer al suelo dicha pieza, se decidió realizar una evacuación inmediata de los alumnos.

Esa misma mañana se trasladaron al lugar de los hechos Bomberos, Policía, técnicos del ayuntamiento y de educación. El técnico del ayuntamiento decidió clausurar el área circundante al arco afectado y se decidió precintar la zona. Esta zona incluye, además del aula ya cerrada por los hechos acontecidos en septiembre, otras dos aulas más y el salón de actos. A día de hoy, este espacio sigue precintado e inhabilitado. En ningún momento se dio orden por parte de los técnicos de clausurar el resto de espacios de la escuela, los cuales podían continuar su actividad con normalidad.

El jueves 1 de diciembre se personaron en el centro técnicos de una empresa especializada, contratada por la Consejería de Educación, para realizar un informe pericial en profundidad acerca del estado del edificio. Hay que decir que el proceso para realizar este informe pericial de patologías del edificio ya se había iniciado con anterioridad y que precisamente el jueves 24 de noviembre, un día antes de la caída del testigo en el claustro, se habían personado estos técnicos en la escuela por primera vez para una inspección ocular.

La revisión del 1 de diciembre ya incluyó un análisis más profundo, con la realización de catas (roturas de elementos de obras que permiten acceder a la observación directa y discernir con mayor profundidad el estado real de partes de un edificio) en distintas partes del claustro y otras zonas de la escuela. La realización de las catas era algo que venía demandando el claustro con insistencia, sobre todo a partir de los hechos ocurridos en septiembre.

Una vez realizadas las catas, miembros de la dirección del centro pudieron corroborar verbalmente con los técnicos que el edificio no presentaba un estado tal que determinara la clausura inmediata de otras aulas o espacios habitables del centro. En estos momentos estamos pendientes de que este informe se envíe, una vez finalizado, a la Consejería de Educación y esperamos que se nos traslade el resultado completo del mismo lo antes posible.

Tras varios días de incertidumbre, el alumnado ha ido recuperando con normalidad la asistencia a clase, salvo en las dos aulas afectadas por el precinto, las cuales permanecen cerradas a día de hoy. Las clases que se venían impartiendo en dichas aulas han tenido que suspenderse temporalmente. Necesitamos una respuesta rápida por parte de la administración que nos permita retomar la docencia en estas aulas con la mayor celeridad.

Desde el claustro de profesores de la Escuela de Arte de Jerez queremos poner de manifiesto nuestra defensa de una educación pública de calidad y nuestro compromiso con ella.

Una Escuela de Arte como la de Jerez, con más de cien años de recorrido, centro de referencia dentro de las enseñanzas artísticas, con un amplio abanico formativo -bachillerato artístico, multitud de ciclos de grado medio y superior, así como enseñanzas artísticas superiores de diseño- merece ser cuidada y valorada por todos, comunidad educativa al completo y administraciones competentes. Creemos que, especialmente en una zona tan castigada económicamente como la provincia de Cádiz, hay que apostar por el futuro. Y el futuro pasa necesariamente por una educación de calidad, con una oferta formativa rica y variada que esté cubierta plenamente desde lo público. En esta tarea nos encontramos todos: alumnos, padres, docentes y administración. Sólo trabajando juntos y en una misma dirección podremos alcanzar nuestros objetivos.